MENTAL "Capitulo 8"

Cuando abrí los ojos estaba un poco desconcertada, pero pronto me di cuenta donde me contraba, se me pasaron mil pensamientos veloces por mi mente, todos dedicados a una única persona, Matt. En las películas parece ser que cuando la chica siempre se despierta, se encuentra sola en la cama, a veces con una breve nota y a veces simplemente con un vació inmenso… Yo no quería ser una de esas chicas, no quería despertarme sola, en la fría cama…
De repente el estomago se me encogió, y un malestar empezó a recorrer todo mi cuerpo, un malestar que se evaporó con la misma rapidez con la vino, ya que para mi sorpresa, yo no iba a ser una de esas chicas, ya que no estaba sola, Matt seguía a mi lado, casi en la misma postura en la que se había quedado la noche anterior.
Un calor recorrió mi cuerpo y subió hasta mis ya ruborizadas mejillas, el calor dio paso al nerviosismo y el nerviosismo al pánico. No podía moverme, o mas bien no quería hacerlo para no despertar a Matt, no sabía que hacer, así que intenté relajarme y me puse a ver si podía escuchar algo a parte de los gritos que yo estaba conteniendo en mi boca.
Me adentré en su cabeza, y me puse a explorar sus pensamientos, y para mi alivio Matt dormía, todavía no se había despertado. Me relajé de inmediato y me di la vuelta lo mas despacio posible para poder verlo, quería aprovechar el poco tiempo que tenía antes de que se despertara para poder observarlo, para poder ver a ese chico que estaba poniendo patas arriba cada rincón de mi cabeza y de mi corazón.

Seguir Leyendo...


Pero lo que no me esperaba para nada era que cuando al fin conseguí darme la vuelta, el estaba mas despierto que nunca, mirándome con esos ojos azules que tan nerviosa llegaban a ponerme.
Mi respiración se paró de repente y creo que mi corazón hizo lo mismo, me quede quieta, mirándolo, mas cortada que nunca y sin saber que decir. Jamás me había encontrado en una situación así y no sabía como reaccionar. El silencio lo inundó todo varios minutos hasta que por fin una voz pronunció unas palabras.
-Buenos días bella durmiente. Me dijo Matt.
Calores y más calores en mis mejillas.
-Bu-buenos días. Le dije tartamudeando como una tonta.
-Se que nos esperabas encontrarme aquí, seguro que una vez mas te he sorprendido. Y ni se te ocurra reñirme por leer tus pensamientos, estabas tan nerviosa que no pude evitar oírlos.
Algo estaba saliendo de mi boca, quizás un montón de palabras feas dedicadas exclusivamente a el, recriminatorias y amenazadoras. Algo iba a decirle, algo que se me olvidó en el mismo momento que pude sentir sus labios rozando delicadamente los míos. No me lo esperaba y me había cogido totalmente desprevenida, pero pronto pude reaccionar y mis labios se entreabrieron para poder saborear mejor el dulce sabor de su boca, que abrasador me quemaba todos y cada uno de mis sentidos.
Sus manos descendieron delicadamente por mi cuerpo y mis manos fueron atraídas hacia el suyo. Nuestros cuerpos se pegaron mas y fue en ese mismo instante cuando delicadamente el me apartó de su lado y me miraba con una mezcla de dulzura, pena y rabia.
-¿Qué ocurre Matt? Le pregunté preocupada.
-Esto no está bien Karen, no está nada bien.
-Pero…. ¿por qué? No hemos hecho nada malo, es que ¿acaso no te gustó?
-Oh Karen, mi dulce Karen. Para mi todo sería más fácil si supieras todo eso que no sabes y que ni siquiera te puedes imaginar….
-¿Y que es todo eso? ¿Acaso no me lo puedes contar tú? ¡Ya no aguanto mas esta situación, necesito que alguien me cuente que está pasando y que es todo eso que no se y que debería saber! Le dije gritando.
-Yo te contaré la verdad, pero te aseguro que no va a ser agradable, no todo es lo que parece Karen y yo no se si tengo derecho a contarte eso que con tanto celo te han ocultado en tu familia, quizás para que no sufrieras y para que no te hicieran daño.
-Ya no soy una niña Matt y necesito saberlo, no puedo pasarme así toda la vida, no cuando una criatura intenta hacerme ya daño. Quiero que esto acabe de una vez.
Matt me observaba mientras hablaba y pude ver como cedía ante mis palabras.
-Esta bien…
-Pues empieza.
-Lo primero que debes saber es que tus poderes no son “normales”, una persona cualquiera no puede leerle la mente a alguien, eso no es algo que un humano normal pueda hacer ¿te das cuenta de eso?
-Si me doy cuenta. Aunque la mayor parte del tiempo se me olvida porque llevo tantos años con ellos que para mi son normales… Pero sé que para el resto del mundo no lo son.
-Bien. Pues eso es algo que debes tener en cuenta. ¿Nunca te has parado a pensar de donde te vienen los poderes?
-Pues obviamente mis poderes me los han transmitido mis padres.
-Oh Karen por favor, no seas ingenua. Vale, tus poderes los has heredado de tus padres y ellos de sus padres y así sucesivamente, pero siempre hay un principio para todo y ese principio puede escapar de los límites de tu percepción, de todo lo que es normal para ti.
-¿Y que es normal para ti Matt? ¿Acaso mi mundo no es normal?
-Karen, tu mundo es normal, el que no es normal es ese mundo que tu desconoces.
-Esto es de locos… dime de una vez porque no es normal para ti que mis padres estén juntos.
-Karen…
-Necesito saberlo, por favor. Le supliqué.
-Tus padres son dos mentales, por eso no pueden estar juntos.
-¿Por qué los dos tienen poderes?
-Si. Para ti eso no significada nada, pero para los que son como nosotros lo es todo. Está prohibido que dos mentales estén juntos, un mental jamás puede casarse con otro mental, tus padres han roto las reglas.
-No lo entiendo…
-Un mental tiene un control de la mente fuera de lo normal, tu no estás entrenada y no te das cuenta, pero una persona como yo puede hacer muchas cosas con el poder de su mente, mi madre era mental, pero mi padre no. Así es como debe ser ya que si se juntan dos mentales, se casan y llegan a tener un hijo o una hija ese niño llegaría a tener unos poderes increíbles. Podría hacer cualquier cosa con su mente o con la mente de los demás. Sería un arma muy poderosa.
-Pero Matt, tú no me conoces, yo soy hija de dos mentales y no soy ninguna arma, soy una persona normal, no soy un peligro ni nada por el estilo.
-Eres normal porque tus padres así lo querían. Ellos sabían que habían roto las reglas e intentaron ocultarte y que llevaras una vida lo mas normal posible.
-Esto es una locura.
-Te dije que la verdad iba a ser dura. Y esto es solo el principio y….
-¿Por eso está mas que nos hallamos besado? Lo interrumpí dejándolo con las palabras en la boca.
-Si, por eso está mal.
Esa respuesta hizo que mi cuerpo se aflojara, después de oír todo lo que Matt me estaba contando, lo único que importaba era saber que por lo menos su reacción no se debía a mi, que yo no era la causante de ese rechazo, de ese malestar. Sin querer mi sonrisa salió al exterior dibujándose en mi cara. Pude ver como Matt me observaba con una mezcla de desconcierto y curiosidad en la mirada. Estaba tan concentrado mirándome que no se esperaba lo que iba a hacer. Y yo deseaba hacerlo, porque desde que lo conocía Matt era lo único que ocupaba mis pensamientos, y el echo de que estuviera rompiendo las normas besandole era lo que menos me preocupaba en estos momentos. Así que me acerqué, me aproximé a él despacio aún sabiendo que esa lentitud podía hacer que Matt reaccionara y se apartara. Pero no, el me miraba fijamente, sus ojos se clavaban en mi, pude oír claramente en mi cabeza con el me pedía que no lo hiciera. Pero yo sabía que el lo deseaba tanto o mas que yo, lo sabía porque lo veía en su cabeza y en su corazón. Porque a medida que me acercaba la corriente que nos envolvía a ambos era mas intensa, no nos dejaba dar marcha atrás. Y las suplicas de Matt para que no me acercara fueron cesando, y en vez de pedirme que no lo hiciera me gritaba en silencio que acercara mi cuerpo mas al suyo. Hasta que por fin nuestros labios se volvieron a encontrar y la corriente nos arrastró hasta las orillas de la pasión.

6 comentarios:

Olga dijo...

Voy a tener que buscar el capítulo 1, me he quedado un poco perdida pero con ganas de saber más

Ani dijo...

Pues me alegro que te hayas quedado con ganas de mas ^^ si te apetece puedes empezar desde el primero, todavía llevo pocos, así te costará menos jejjee
besos

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Por fin se besaron.
¡Aleluya!

Y por fin sabemos algo más sobre los padres de Karen.
¡Bravo!

Y no sabes como me alegro que ella le echara valor y mandase a tomar viento fresco esas estúpidas leyes y le besase.
Por cierto, hay que ver que bien describiste el acercamiento, casi me pareció ver las chispas que fluctuaba entre ellos

Muy bien Ani.

Besos.

~Ade~

Iria dijo...

Me ha gustado mucho, se nota que le pones pasión, porque el beso ha sido precioso, parecía real ^-^
Un saludo ;)

Flopii dijo...

Muuuuuy Tierno!
Y no hace mas que mejorar, y mejorar...

Anit dijo...

Wau! que hot! este capítulo...Muy bueno...re-bueno...n_n

 
El placer de soñar leyendo © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina Related Posts with Thumbnails